APPLE PIE

 


Lo prometido es deuda. Y es que hice por primera vez esta receta por probar... con muy poca confianza de que saliera bien, ya que estuve mirando varios recetas y al final cogí un poco de aquí y un poco de allí para poder adaptarla a los ingredientes y tiempo que disponía, que eran más bien pocos.

Y sorprendentemente, estaba riquísimo! Además tiene un extra de olor y sabor a #canela , que si os encanta os lo recomiendo 100%.

Es una receta que tardaréis poco en prepararla pero mi recomendación es que la hagáis unas dos horitas antes de comerla porque la dejaremos enfriar dentro del horno.
No me avanzo más y os detallo la receta:

INGREDIENTES
  • Masa quebrada
  • 4 manzanas
  • 2 cdas de canela
  • 2 cda azúcar moreno
  • 1 cda esencia de vainilla
  • 1 cda de maicena
  • 1 naranja
  • Nuez moscada
PASITO A PASITO

Pelaremos y cortaremos en forma de medias lunas las manzanas. Las pondremos en un bowl para poder mezclarlas con los ingredientes: canela, azúcar moreno, maicena, esencia de vainilla, la nuez moscada, el zumo de media naranja y ralladura de piel de naranja. Entonces, lo removeremos todo hasta que todos los trocitos de manzana estén impregnados de todos los sabores. 

Las cantidades son totalmente adaptables a vuestros gustos. Si os gusta más dulce le podéis echar más azúcar, o si queréis que no tenga un sabor fuerte a canela, le podéis reducir. Y si no tenéis naranja, también se le puede echar zumo de medio limón y ralladura de limón.

Cogeremos la masa quebrada y la estiraremos un poco más de lo nos viene ya, para conseguir que nos sobre la suficiente masa para poder cubrir la parte de arriba de la base. También dependerá de como de ancho sea vuestro molde. Así que por si un caso, tener otra de repuesto jaja

Pintaremos el molde con un poco de aceite de girasol. También le podéis untar un poco de mantequilla, como queráis. El objetivo es que la masa no se quede pegada en el molde.

Pondremos la base en el molde y recortaremos la masa sobrante. Añadiremos todo los trozos de manzana, y que no os dé apuro si sobre salen un poco, o si queda un poco por encima de la masa que habíamos cortado, puesto que la manzana en el horno tenderá a encogerse.

Para 'tapar' la tarta, amasaremos la base que nos ha sobrado para poderla trabajar. Aquí sentiros libres de hacer lo que os apetezca más. Podemos poner directamente la base plana encima de la manzana, o podéis hacer tiras y hacer como un enrejado. Yo he utilizado un rodillo que me ha facilitado el que tenga esta forma, pero ya os digo que esto ya es una cuestión estética.

Una vez que tenemos la masa de arriba colocada, nos aseguraremos que ambas masas quedan unidas. Es decir, que los bordes los iremos juntando.

Antes de meterla al horno, pintaremos la parte de arriba con un poco de yema o de huevo para que quede la masa brillante.

Hornearemos durante 30 minutos, a 220º. Después, apagaremos el horno y dejaremos que vaya enfriándose dentro de horno, para simular una cocción a baja temperatura.

Cuando ya esté templada, será el momento justo para tomarla. Si, como escucháis, esta tarta está mucho mejor templada que 'fría' o del tiempo.

Así que ya la tendríamos. Que os ha parecido? 



 
Por aquí os dejo la video receta: