DONDE COMER EN #AMSTERDAM






Tras unos días de desaparición, aquí os traigo unas recomendaciones por si os escapáis unos días por Amsterdam 😋

Nosotros estuvimos tres días  y la verdad que para ver la ciudad son suficientes, a no ser que quieras hacer turismo por los pueblecitos de alrededor, que por lo que me han comentado también són muy recomendables.

Durante estos tres días, intentamos ponernos las botas con comida holandesa y la verdad es que comimos muy bien.

Llegamos un sábado por la tarde y comíamos a las 16h de la tarde en una cadena de pizzería muy parecida al Telepizza de aquí, se llamaba Papa Jonh's y nos comimos 2 'familiares', un pan de ajo, bebida y postre por 30€ (entre 4 muy bien de precio y nos quedamos llenísimos). La verdad que todo estaba buenísimo, la única pega que puedo poner es que no tenían vasos...era un local más bien pensado para llevarte la pizza y comer en casa.

Por la noche, cerca del barrio rojo había montado como una pequeña feria donde habia diferentes puestos de comida y el ambiente era muy majo. No conseguí adivinar si estaba montado cada fin de semana o era algo puntual.

Al día siguiente, nos levantamos con lluvia y tras visitar el mercado de las flores y la casa de Ana Frank, hartos de ir con el paraguas decidimos ir a De Hallen, una antigua terminal de tranvías que se ha convertido en un centro de moda, cine y comida. Al ser domingo y encima lluvioso, había un ambientazo increíble, casi imposible encontrar una mesa para sentarse. Estaba repleto de puestecitos de comida de diferentes países y en medio de la nave lleno de mesas para poder saborear toda esta mezcla de culturas. 

Aun no habíamos podido probar la comida holandesa y encontramos un sitio donde hacían las típicas bitterballen, que son como unas croquetas de carne o de queso acompañadas siempre con una salsa típica de mantequilla o la buenísima mostaza.



Después de las bitterballen nos decidimos por unos 'hot dogs' riquísimos. El puesto de la paradas se llama 'Bulls and dogs' . Y aunque había una cola larguísima para pedir, calidad-precio valió mucho la pena.

También había diferentes puestos de comida española, y se nos antojó unos pinchos de tortilla de patata, eso si... como la de nuestra madre ninguna.



Por la tarde seguimos paseando por calles de Amsterdam, nos sorprendió porque en cada esquina puedes encontrar una panaderia/pasteleria con mostradores llenos de gofres con una pinta increíble. No nos pudimos aguantar las ganas y nos pusimos las botas...






Para cenar, nos decidimos estar por la zona de Rembrantplein y encontramos la taberna The Old Bell que cenamos estupendamente. Podías tomarte una cerveza y/o cenar. Los precios eran de unos 15€ por plato, pero estaba buenísimo y también el personal era muy amable. Totalmente recomendable para pedirse Wiener Schnitzel:


Algo que encontrareis también por las calles de Amsterdam son las tiendas de patatas fritas, así que el lunes buscábamos algo más baratillo para comer y decidimos cogernos  unas bitterballen, un snack de queso y unas patatas fritas.


Y para despedirnos de Amsterdam, fuimos a cenar a un sitio que creo que fue unos de los más especiales de los que fuimos. Bierfabriek está cerca del barrio rojo, y tiene algo especial que os dejará con la boca abierta. No os lo quiero decir para no dejaros sin sorpresa. 
Para cenar, cogimos varios platos y  hacer un poco de picoteo, pero la mayoría de mesas nos fijamos que se pedían un pollo marinado, así que seguro que tambíen es totalemente recomendable.

 















Espero que os haya podido ayudar a decidir dónde comer en la ciudad XXX.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinión/consejo!