Lo mejor y lo peor de Japón - Parte 2



Aquí estamos de nuevo con la segunda y última parte referente al viaje de Japón.

Estamos en el ecuador del viaje, Shirakawago y Kanazawa.

Shirakawago es el pueblecito que veis en la foto, precioso con sus casitas de tejado de paja, muy recomendable. Ahora lo que si que no os puedo recomendar es donde fuimos a comer... 

Shirakawago al ser un pueblecito muy tradicional, también lo son sus restaurantes. Y puedo decir que aquí es la vez que peor comí en todo el viaje. Pobrecitos los del restaurante tampoco tienen alguna culpa, simplemente que la comida fue demasiado tradicional y no nos gustó. 

El nombre del restaurante no os  lo sabría decir porque estaba todo, absolutamente todo, en japonés. Simplemente entramos porque fue el único restaurante que encontramos que en el menú había unas fotos un poco borrosas de unos fideos que, primeramente tenían buena pinta. Lo que nos encontramos fue unos fideos fríos bañados en una especie de te y con un huevo crudo encima. Al principio me insistí a mi misma que tampoco estaban tan mal... pero eso que te va cogiendo como una manía a la comida... que es más psicológico que otra cosa, pero no me los pude terminar. Y puestos a ponernos quejicas, nos sirvieron te para comer, cuando en el resto de restaurante siempre nos han servido agua, pues bien saben que a los turistas occidentales nos va más el agua para comer. Por otra parte, comentaros que pese a ser un pueblecito perdido en la montaña y ser muy tradicional, creo que fue el sitio con más turistas por metro cuadrado que vi, pero ya os digo que los restaurantes no estaban pensado para nosotros, turistas no orientales. 😅


Por la tarde, fuimos a Kanazawa a visitar su barrio samurái y acabamos cenando en el número 1 de tripadvisor. Os puedo asegurar que no nos la íbamos a jugar con la cena, fuimos a lo seguro. Y nos zapamos esta peazo hamburguesa, que si tiene buena pinta... mejor sabia. El local era pequeñito pero muy majo y tenían cervezas de importación. Así que, con una buena cerveza nos comimos esta deliciosa hamburguesa que iba acompañada de patatas fritas y la salsa que tu quisieras.  El restaurante se llamaba TheGodBurguer. Entre los dos nos gastamos 3942 yenes y estaba en una de las zonas más bonitas de Kanazawa.

Comentaros que cerca de la hamburguesería hay un horno tradicional, muy parecido a los que podemos encontrar por aquí, hacen las pastas al momento y estaban riquísimas.😉


El siguiente destino fue Hiroshima. El primer día nos acercamos a la isla de Miyajima, donde podréis tomar una de las fotos más iconicas de Japón.


En Miyajima nos comimos unos fideos que estaban riquísimos, que tampoco os puedo decir el nombre del restaurante pero os dejo aquí la ubicación. El restaurante era tipo self service y la camarera nos ayudó en todo momento hablando inglés. Alex probó los fideos más picantes de todo el viaje. Nos gastamos 2460 yenes.



Y no podéis iros sin comprar los típicos dulces de Miyajima que los hacen al momento y tienes un montón de sabores dónde elegir, des de alubias o queso, hasta chocolate, vainilla, cacahuete, te matcha...



En Hiroshima no os puedo dejar de recomendar dos sitios. El primero se llama Mirhzaka en la zona más comercial de Hiroshima, Hon Dori. Pedimos a través de una tablet y nos pusimos las botas. Probamos el pollo rebozado (que no os imaginéis que es como el de aquí), sashimi, un rollito de pollo relleno de queso, y unas vieras rebozadas en tempura. También cogimos el okonomiyaki de hiroshima que es diferente al de Osaka. Nos gastamos entre los dos 4042 yenes.




El otro sitio que os recomiendo aunque no sea de comida japonesa, es el Parco della Paze, un italiano llevado por unos japoneses. El sitio es muy pequeñito y hacen pizzas en un horno de piedra. Esta muy cerca del parque de la paz y es el sitio donde mejor nos trataron, tanto que al pagar nos dieron a elegir dos souvenirs. Por no hablar, de que las pizzas que estaban buenísimas. Cogimos dos pizzas, dos copas de vino y dos postres y nos costó 5562 yenes. Como no, el agua nos entraba gratis.



Antes de llegar a Tokyo, pasamos por Nikko, pero nos hizo muy mal tiempo y comimos rápido para ver los templos y seguir el camino para nuestro destino final: Tokyo. Por cierto, Nikko es muy recomendable y os podéis hacer otra de las fotos iconicas de Japón.



Y nuestro viaje finalizaba en la grandiosa y especial Tokyo.

De todos los sitios que fuimos a comer/cenar, os tengo que recomendar:

1. En la posición número 1, el futurista y famoso restaurante ubicado cerca del cruce de Shibuya. Pides a través de una tablet y te llega la comida que has pedido por una cinta transportadora que se para justo delante de ti con los platos que has pedido.

Íbamos con la idea preconcebida que eran restaurantes típicos de Japón, pero como este no encontramos en otro sitio. Se llama Uobei y aparte de tener sushi, también fideos, patatas, pollo rebozado... es decir, que no tenéis escusa para no ir.

Nos pusimos las botas y pagamos 2308 yenes.



En el número 2, tenemos la torre del edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio. Sitio al que estoy segura de que lo tenéis previsto visitar, ya que podéis disfrutar de las vistas de Tokio GRATIS. En la planta 45, además de encontraros con un poco de vértigo y una ciudad que no tiene fin, encontraréis varias tiendas y un restaurante. Este restaurante, quien me conoce es muy especial para mí, pero no os lo recomiendo por ello, sino porque por 'un precio razonable' podéis disfrutar de una cena con vistas preciosas. Además, las vistas que ofrece el restaurante están en la mejor orientación, pues veréis la noria de Odaiba, la torre de Tokio...

Alex se cogió a una carne parecida a la de Kobe, hicimos dos copas de vino, postre y para seguir disfrutando de las vistas, nos tomamos dos cóctels en la barra. Todo nos costó 8530 yenes.




Y dentro de mis recomendaciones, también entran las no recomendaciones. Por ejemplo, que no os cieguen las crepes que encontraréis en Takeshita Street, tienen mejor pinta de lo que saben.

Y otra de mis no recomendaciones es el restaurante Nabe restaurant, esta cerca del pabellón de sumo. Y aunque esta muy bien ambientado en el mundo del sumo, la comida no es del todo recomendable. Un poco caro para la cantidad y calidad de la comida.


Y aquí finaliza mis recomendaciones culinarias de Japón. Para hacer un pequeño resumen los mejores restaurantes para mi fueron el de Fire Ramen en Kioto, que lo encontraréis en la otra entrada, y en Uobei de Tokio. Y el peor el restaurante de Shirakawago, que acabamos comprando unas patatas en el súper... 😂😂

Si tenéis cualquier duda o queréis tener más información sobre mi viaje no dudéis en escribirme en comentarios o enviarme un mail a cocinamostaza@gmail.com, estaré encantada de explicaros lo que queráis.


Os dejo con un video resumen del viaje con algunos sitios que os he recomendado que he preparado con mucho cariño.

Espero que os guste
💜💜💜




Y la canción que os dejo para concluir con esta triología de Japón:

Esta canción que ultimamente la escucho mucho, aunque ya hace unos meses que salió: Green Light de Lorde










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinión/consejo!